El arte urbano señala al barrio entero

La propuesta del movimiento de arte urbano en La Paternal es utilizar al Barrio entero como soporte de un quehacer artístico que dialoga y pone en valor sus rasgos particulares o identidad.

La identidad es aquella esencia que nos hace sentirnos nosotros mismos y distintos del resto en lo individual y en lo colectivo.

La identidad colectiva se moldea en el espacio público. En este ambiente común se desarrolla un entramado social de múltiples formas de ver, sentir y usar los terrenos, la calle, la vereda, las instituciones, las plazas. Usar un espacio genera un sentido de pertenencia y reconocimiento en una práctica tan cercana y cotidiana que parece a veces imperceptible.

Cada barrio de la Ciudad de Buenos Aires nos muestra su identidad colectiva. Pensar en la Boca, en Flores, San Telmo, Nuñez…

La Paternal es un Barrio Porteño, uno entre cien. Su ubicación geográfica y sus límites dificultaron el acceso por lo que se conservan allí gran cantidad de casas que documentan estilos arquitectónicos en construcciones de hasta 10 metros de altura de los años 70–80. Este estilo edilicio y el uso que se le da al barrio conforman sus rasgos esenciales distintos del resto de los barrios.

Una típica casa antigua de La Paternal deja ver el cielo, los materiales añejados por el tiempo, colores, texturas y alguna de sus plantas originales. Caminar hoy por las veredas soleadas, viendo las calles de adoquín es ver casi lo mismo que veía otra persona 40 años atrás. Las casas bajas de La Paternal son entonces parte de un Patrimonio cultural común.

Desde las artes contemporáneas hacer un señalamiento es atribuir a un objeto ya existente fuera del campo de las artes un sentido o carácter artístico.

El artista Alberto Greco fue un precursor de esta estrategia en la Argentina y en España.

En 1962 se señaló a sí mismo como un objeto de arte. Trazó un círculo de tiza alrededor de ciertas personas para señalarlas como artísticas así como también señaló a poblados enteros en España para rescatarlos.

lo de Wily

Lo de Wily – FOTO HONFI

El movimiento de arte urbano en La Paternal puede ser entendido como un acto de señalamiento. Se señala artísticamente a una casa añeja que deja ver un pasado al mismo tiempo que se le da un sentido artístico al barrio entero. Lejos de tratarse de pintadas anónimas y vandálicas los artistas trabajan con el permiso de los vecinos.

El movimiento de arte urbano dedica sus imágenes a lograr una sensación estética-
conceptual en algunos segundos. Busca que quien transite el espacio público tenga un impacto visual a través de pinturas murales o a través de escurridizas intervenciones.

Estas prácticas dialogan con las personas y también con los soportes que las sostienen porque la vista se posa sobre algo que de otro modo no captaría esas miradas. De eso se trata señalar: convertir algo en una señal visible.

Una casa de los ́70 es parte de un paisaje urbano antiguo que mejor preservar para el futuro. No solo una casa sino el Barrio entero como Patrimonio cultural a través de su identidad colectiva.

Quizás sea este el momento para caminar por las calles de La Paternal y ver el barrio desde lo mucho que logra contarnos si se lo preguntamos.

Cristina S. Honfi

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s